jardines

Como Sembrar, plantar o cultivar Moras y cosecha

Las moras no sólo son deliciosas, sino también muy saludables. Están llenos de antioxidantes y fibra y son uno de los mejores superalimentos. Las moras son caras en las tiendas, pero son muy fáciles de cultivar. Son una planta perenne que crece año tras año. Así que tiene mucho sentido cultivarlo tú mismo si puedes.

Si ha decidido cultivar sus propias plantas, le recomiendo encarecidamente que elija una variedad sin espinas. De este modo, no tendrás que preocuparte de que te piquen cada vez que toques las plantas o recojas las bayas. Aunque puede encontrar algunas variedades de mora que crecen en cualquier región las variedades sin espinas son más resistentes

Cómo sembar las moras

Las moras son fáciles de propagar, por lo que es posible producir varias de una sola planta. Hay muchas maneras, pero a continuación describiré dos: el enraizamiento y el recorte.

  • El tallo: Mi método favorito para obtener nuevas plantas de mora es por esquejes. Corta unos cuantos trozos de 4 a 6 cm de longitud de la parte superior de los tallos de las moras y colócalos en una maceta con tierra húmeda; lo mejor es una mezcla húmeda de turba y arena. Manténgalos en un lugar luminoso y sombreado hasta que se hayan formado las raíces. Pulverice con frecuencia para mantener el suelo húmedo. Puedes utilizar hormonas de enraizamiento si las tienes, pero no es necesario.
  • De Tip Rooting: Simplemente tome la punta de un palo de una planta que ya esté creciendo en su parcela, empújela en el suelo y cúbrala con tierra. Al cabo de dos o tres semanas habrá desarrollado su propio sistema de raíces y se podrá cortar de la planta madre.
READ  Consejos para trasplantar fresas desde macetas, jardines o huertos

Plantar de moras de forma sencilla

  • Mantenga la tierra alrededor de las moras húmeda durante las primeras 2-3 semanas después de la plantación. La pulgada superior del suelo debe estar húmeda. Introduce un dedo en la tierra para comprobar si está seca.
  • Si vives en un clima seco, es posible que tengas que regar a diario cuando las plantas son jóvenes. Lo mejor es regar por la mañana. Después de las primeras 2 o 3 semanas, es suficiente con dar a las plantas de 1 a 2 pulgadas de agua por semana.
  • Si vives en un lugar con inviernos templados, puedes plantar tus moras a finales de otoño. De lo contrario, espere a las últimas heladas de la primavera para plantar.
  • A las moras les gusta estar a pleno sol. Es posible plantarlas en un lugar sombreado, siempre que reciban de 6 a 8 horas de luz solar directa al día. De lo contrario, no darán fruto.
  • Las coronas de las plantas de mora deben plantarse cerca del suelo, con las raíces justo debajo de la superficie.
  • Las plantas necesitan un suelo rico y bien drenado. Se desarrollan mejor en suelos con un pH de 5,5 a 7,0. Si no está seguro del pH de su suelo, puede comprar un kit de prueba de pH. Los suelos con un pH inferior a 7,0 se consideran ácidos. Por el contrario, los suelos superiores a 7,0 son alcalinos. Si su suelo es demasiado alcalino o demasiado ácido, sus plantas no crecerán ni se desarrollarán correctamente. Para bajar el pH, puedes añadir azufre a la tierra; para subirlo, puedes añadir cal.
  • Cuando tus plantas estén produciendo bayas, deberás aumentar el riego. Hay que mantener la tierra húmeda durante este periodo. Se necesita mucha agua para producir bayas gordas y jugosas.
  • Las moreras son plantas perennes, pero sus tallos, las cañas, son bienales. Sus primeras ramas sólo dan hojas en el primer año, y en el segundo florecen y dan frutos. Todas las nuevas ramas dan fruto al año siguiente, y así sucesivamente.
  • El primer año no necesitas soportes para tus plantas. Algunas plantas son semierectas, otras son trepadoras. En ambos casos, un enrejado es una buena idea para mantenerlos erguidos y felices. Puedes construir fácilmente un enrejado tú mismo o simplemente cultivar tus plantas junto a una valla.
READ  Consejos para Sembrar y Cuidar Plantas en Interiores

Consejos para la poda de las plantas de mora

Es importante podar las moras. De lo contrario, pueden enredarse y desordenarse.

  • Hay que tener mucho cuidado al podar las moras espinosas. Las espinas son muy fuertes y afiladas. Realmente necesitas un buen par de guantes gruesos para esto.
  • En primavera puedes podar: una poda ligera en las ramas demasiado crecidas para hacerlas más flexibles, o una poda en algunas ramas laterales para controlar las plantas y mantenerlas compactas.
  • En otoño, las ramas que han dado fruto pueden cortarse hasta el suelo para que la planta pueda concentrarse en sus nuevos brotes, que darán fruto al año siguiente.

Recogida de moras

Es fácil saber cuándo recoger las moras. Han pasado del verde al rojo y finalmente al negro. Cuando tengan un color negro púrpura intenso, sujete la baya entre el pulgar y el índice y dele la vuelta. Debería desprenderse del tallo con facilidad. La época de cosecha suele ser de finales de primavera a principios de otoño.

Cómo conservar las moras

Las moras son muy delicadas y no se conservan mucho tiempo. Se pueden conservar durante 4 o 5 días en la nevera. Lávalos sólo cuando quieras comerlos. Se congelan bien. Puedes lavarlos, dejarlos secar al aire, luego ponerlos en una sola capa en una bandeja para hornear y congelarlos. Una vez congelados, se pueden guardar en una bolsa de congelación.

Beneficios para la salud

Las moras contienen muchas vitaminas: K, C, E, A, B1, B2 y B3. También contienen muchos minerales, como potasio, niacina, zinc, fósforo, hierro, calcio, riboflavina, piridoxina, cobre y magnesio. Están llenos de fibra y aminoácidos.

READ  Como cultivar, cuidar y las plagas de la Vainilla

Las moras también son ricas en flavonoides fenólicos como el ácido gálico, el tanino, las cianidinas, las antocianinas, el ácido elágico, el kaempferol, el ácido salicílico, el ácido pantoténico, las catequinas, la quercetina y las pelargonidinas. Estos protegen contra las enfermedades neurológicas, la inflamación, el envejecimiento y el cáncer.

Plantas para tartas dulces Son una gran variedad sin espinas. Llevo más de cuatro años cultivando esta variedad. No he tenido problemas de plagas, hongos o plantas que desborden la cama donde están ubicadas. De vez en cuando aparece un estolón a un metro de donde están plantadas las bayas, pero lo arranco de raíz y lo vuelvo a plantar donde quiero, con los demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.