planta de melocotón cuidados y siembre
jardines

Cómo sembrar, cuidar y cosechar Melocotones

Si te gustan los melocotones y te preguntas cómo cultivar melocotones a partir de una semilla, estás tomando la decisión de embarcarte en una aventura muy gratificante. El cultivo de melocotones a partir de semillas le lleva a un viaje desde la germinación hasta la floración, pasando por años de crecimiento y, finalmente, hasta su primer año productivo.

Los melocotones son absolutamente deliciosos y pueden utilizarse en cientos de recetas caseras. Incluso si tienes mucha fruta, siempre puedes encontrar amigos o familiares que se deshagan de ella.

Antes de embarcarse en esta aventura, identifique sus variedades de melocotón favoritas y busque los huesos de esas variedades. Incluso los melocotones híbridos que se compran pueden contener huesos que no crecen – ¡así que trate de evitar los melocotones híbridos! Elegir una variedad comercial de melocotón probablemente le dará los mejores resultados, ya que las variedades más comunes suelen ser más productivas y resistentes a las enfermedades, lo que explica su popularidad.

¿Se puede cultivar melocotones desde un hueso?

También podrías cultivar un árbol entero a partir de un hueso de melocotón. El hueso es en realidad la semilla del melocoton. El fruto del melocotón es un escudo protector que cubre la semilla mientras crece y madura. La fruta también sirve de cebo para los animales hambrientos. De este modo, los huesos o las semillas se transportan para que los melocotoneros puedan colonizar distintas zonas y extenderse.

Si quieres cultivar árboles a partir de semillas, puedes comprar melocotones y extraer las semillas de los frutos. Las piedras deben secarse durante una o dos semanas. También puedes encargar huesos de melocotón, conseguirlos de amigos o familiares, o incluso ir a un huerto local para conseguir los huesos de sus plantaciones. El cultivo de melocotoneros a partir de semillas es la forma más barata de cultivarlos, pero también se pueden comprar como pequeñas plantas.

READ  Consejos para Sembrar y Cuidar Plantas en Interiores

Cómo plantar una semilla de melocotón

La semilla debe lavarse a fondo y secarse entre unos días y dos semanas antes de plantarla. No hay nada malo en no plantar la semilla despues de unos meses.

Debe plantarse en otoño o invierno, unas semanas antes de las últimas heladas. El sitio donde se plante debe tolerar el frío antes de la germinación. Antes de plantar un hueso de melocotón, se puede limpiar y abonar un poco el area que rodeara el arbol de melocotón para favorecer la germinación. Tenga cuidado de no dañar la delicada semilla en la cáscara.

Cómo cuidar los melocotoneros

Si has cultivado un melocotonero a partir de una semilla, deberás tener un cuidado espectacular de los melocotoneros jóvenes. Sin embargo, una vez que te acostumbras a sus necesidades, es muy fácil cuidar de los melocotoneros.

Los árboles necesitan humedad para asegurar un buen crecimiento. El suelo arenoso que necesitan drena muy bien, por lo que es necesario regar con frecuencia, sobre todo cuando los árboles empiezan a dar frutos. Las barritas de abono especialmente diseñadas para melocotoneros o frutales o un abono 10-10-10 de buena calidad mantendrán el árbol bien alimentado. Los melocotones también necesita mucha luz solar, por lo que es importante evitar la sombra para maximizar el crecimiento del árbol durante la temporada de crecimiento.

Los melocotones también son muy susceptibles a los insectos, por lo que el jardinero debe mantenerlos alejados. Los insecticidas y una gruesa capa de mantillo alrededor de la base del árbol evitarán que los insectos entren en él y dañen las hojas, los frutos o el tronco.

READ  Cómo cultivar ajos en una maceta: siembra, riego, fertilización y cosecha

Es muy importante cuidar los melocotoneros mientras son jóvenes. Sin los cuidados adecuados, el árbol puede no dar frutos a tiempo o enfermar.

Poda, fertilización y control de plagas

Si has cultivado un melocotonero a partir de una semilla, tendrás que cuidarlo durante toda su vida para maximizar la producción y la salud del árbol. El árbol debe podarse anualmente para controlar su altura y mantener una elevada producción de frutos. El árbol también debe ser fertilizado regularmente para mantener una buena salud. Los insecticidas y el acolchado deben aplicarse cuando sea necesario para mantener a raya a los insectos, ya que de lo contrario destruirán la fruta en el momento de la cosecha.

Cómo gestionar la primera cosecha

Antes de que sus melocotoneros den fruto, florecerán. La flor contiene estambres (la parte masculina de la flor que contiene el polen) y pistilos (que están unidos al ovario de la flor). Los pistilos polinizan los estambres para formar una semilla. Tras la polinización, la semilla -y el fruto que la protege- comienza a crecer.

Una vez que la fruta está madura, se puede recoger. Al recoger los melocotones, asegúrese de que estén todos maduros. Los frutos inmaduros deben dejarse en el árbol para que maduren. Al igual que con otras frutas y verduras, algunas frutas pueden estar dañadas, podridas o infestadas de insectos. Es muy poco probable que todos los melocotones sean comestibles.

Tenga cuidado con la podredumbre, las madrigueras de insectos en la fruta y las deformaciones que hacen que la fruta no sea apetecible para el ser humano. Estos frutos se pueden tirar, alimentar a la fauna silvestre o dar de comer a los animales. También puedes retirar los huesos de estos melocotones para utilizarlos después para la siembra.

READ  Cómo cultivar tus propias plantas de Patatas o Papas

¿Qué se hace con el exceso de melocotones?

Si plantas melocotoneros, es posible que acabes teniendo un pequeño huerto que rápidamente rebose de melocotones. Si tienes más melocotones de los que puedes comer frescos, hay muchas formas de utilizarlos sin desperdiciarlos.

  • Almacenamiento: Puedes almacenar tus melocotones para poder disfrutarlos todo el año sin tener que esperar a la siguiente cosecha.
  • Utilícelos en los postres: Los melocotones también hacen deliciosos postres y batidos. Así que hay cientos de maneras de incorporarlos a las comidas diarias saludables de su familia.
  • Véndelo: Si aún no tienes suficientes melocotones después de comerlos frescos, enlatarlos o utilizarlos en platos, puedes montar un puesto de venta ambulante o venderlos en un mercado local de agricultores. Cultivar melocotones a partir de semillas puede suponer un buen beneficio para el mercado.
  • Regalarlas: Si todo lo demás falla, puedes regalarlos a amigos, familiares, vecinos y otras personas interesadas.

Los melocotones son una fruta muy popular, así que seguro que encuentras un uso para ellos antes de que se estropeen. Disfrute de su deliciosa cosecha y buena suerte en su viaje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.