como se parte mejor la lena verde o seca
chimenea

Como se parte mejor la leña verde o seca



La leña perfecto para abrasar es la leña seca, que genera mucho más calor y desempeño, puesto que la leña verde usa una gran parte del calor que emite para evaporar su humedad.

El leñador va a ser ampliamente retribuido si se amolda a la naturaleza ahora las estaciones del año. El período de forma anual provoca que sea mejor recortar los árboles de madera dura a inicios de la primavera, antes que emerjan las hojas. Ten en cuenta que la savia comienza a subir unas tres o 4 semanas antes y en ese instante los árboles tienen menos humedad y tardan menos en secarse. El contenido de humedad de los fresnos o los olivos puede descender hasta un 34 % en invierno; en la mayor parte de las otras especies es del 45-60% a lo largo de todo el año. Se estima que los árboles tienen mucha menos humedad en invierno, pero en la mayor parte de las variedades no sobrepasa el diez-20%. La razón por la que el contenido de agua tiende a sobreestimarse es que el agua de los árboles fluye considerablemente más veloz en primavera y verano, con lo que la savia exuda felizmente de los tocones una vez que se tala el árbol, pero el agua se evapora en el momento en que los árboles tienen follaje.

No obstante, talar en invierno o principios de primavera tiene enormes virtudes. Optimización y extiende el tiempo de secado, y el secado en primavera es garantía de calidad en tanto que es la estación menos húmeda del aire. En verdad, el desarrollo de secado asimismo puede empezar en temperaturas en negativo, y la leña cortada a lo largo de lo que los indios llaman «el mes frío» (enero) tiene la posibilidad de tener buenas fisuras de secado en el mes de marzo. . La leña asimismo se corta mucho más veloz a temperaturas en negativo. Como si fuera poco, los hongos y mohos no germinarán mientras que lleve a cabo frío (tienen un umbral de actividad de 5ºC). En ciertos árboles de madera dura, la savia de verano tiene un mayor contenido de azúcar y minerales, lo que los hace mucho más atacables a los hongos. Los insectos hibernan y, de forma frecuente, a inicios de la primavera, la madera va a estar suficientemente seca para que las fieras se despierten y no tengan tiempo de asentarse en la madera.

READ  Que leña es mejor para chimenea olivo o encina

De qué forma hacer tu almacén de leña

En el mercado hay un sinnúmero de opciones para guardar apropiadamente la leña como comentamos previamente, pero si andas preparado, puedes hacer tu almacén sistema que cumple con todos y cada uno de los requisitos que comentamos y que, además de esto, se amolda a tus deseos o a tus pretensiones de diseño.

Usa materiales resistentes para aguantar todo el peso. Asegúrese de contrastar que su sistema de almacenaje esté alto unos centímetros y deje el fluído de aire desde todos y cada uno de los lados. Y evidentemente, edifique un sistema sólido que le deje apilar la leña apropiadamente. Podrías poder todo lo mencionado con solo unos aparadores de madera y ciertos listones. Si deseas ver de qué forma puedes llevarlo a cabo, no te pierdas el próximo vídeo.

¿Cuándo recortar leña?

Recortar madera es una ciencia que necesita comprender el desempeño de adentro del árbol. Es preferible recortar la madera en invierno, sabiendo que a lo largo de este periodo ha bajado la savia para elaborar la estación cálida.

En primavera y singularmente en verano, los árboles rebosan de savia que humecta la madera. Por esa razón transporta bastante tiempo conseguir un secado conveniente.

MADERA DURA O BLANDA

Varios especialistas defienden la utilización de maderas duras para calentar la vivienda. Son maderas mucho más espesas y con mayor poder calorífico, si bien son mucho más bien difíciles de conducir en el momento de prender el fuego. Si bien duran mucho más, hay que tener en consideración que su desarrollo de secado ha de ser mucho más largo que el de las maderas blandas. En Garland aconsejamos maderas duras como madroño, roble, fresno, nogal americano y árboles frutales como manzano o cerezo. Si bien si solo haces fuego ocasionalmente, quizás elijas maderas mucho más blandas como el pino o el abeto.

  • Manzano: Perfecto para cocinar, esta madera se quema de manera lenta en el momento en que se seca y desprende un fragancia increíble.
  • Fresno: de las mejores maderas para llevar a cabo un fuego incesante con prominente poder calorífico. Más allá de que se puede abrasar en el momento en que aún está verde, es preferible emplearlo muy seco.
  • Abedul: esta madera huele realmente bien y tiene buen calor, pero se quema rapidísimo. Asimismo se quemará sin secarse, pero tienen la posibilidad de quedar restos de savia o goma en la chimenea.
  • Roble: tras un largo desarrollo de secado, el roble se quema poco a poco, da un prominente poder calorífico y esto a lo largo de un buen tiempo.
  • Pino: esta madera blanda arde bien y tiene un fragancia muy divertido. Se aconseja de forma encarecida empezar a prender.
READ  Cuanto cuesta un kilo de leña

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *