Como Regar los tomates
jardines

Como Regar los tomates: ¿cuándo, con qué frecuencia y en qué cantidad?



Si te gusta la jardinería, seguro que alguna vez te has hecho esta pregunta o la de un experto: “¿Con qué frecuencia debo regar mis tomateras? No te preocupes, no eres el único que se hace esta pregunta. Esta guía es leída y compartida por cientos de personas cada día.

Mucha gente de todo el mundo está interesada en cultivar tomates, no sólo porque son relativamente fáciles de cultivar y almacenar, sino también porque se utilizan en muchas cocinas diferentes de más formas de las que se pueden imaginar.

En general, las semillas o plántulas deben regarse bien para evitar agujeros de aire en la tierra. Mientras las plantas son jóvenes, es posible que tengas que regar a diario y, dependiendo del tiempo, puede que tengas que regar dos veces. Por regla general, las tomateras necesitan de 1 a 1,5 cm de agua a la semana (véase más abajo).

Datos sobre el cultivo de tomates que debes conocer:

  1. No crecen en todas partes todo el tiempo – Los tomates no se pueden cultivar en todas partes ni durante todo el año. Hay diferentes variedades de tomates. Habla con tu club de jardinería o con tus vecinos para saber qué crece mejor en tu zona.
  2. La luz del sol es importante – Las plantas de tomate necesitan la luz del sol para crecer bien. Así que asegúrate de colocar tus plantas en un lugar soleado, pero no demasiado caluroso.
  3. Nutrición – No importa lo bien que riegues, si las plantas no reciben los nutrientes adecuados, no hay mucho que puedas hacer al respecto, salvo solucionar el problema. Comprueba si tus tomateras tienen las hojas amarillas, ya que es un signo de mala nutrición.
  4. Regar los tomates – Es todo un arte. Pero no es ciencia espacial y se aprende fácilmente. Incluso podrías enseñárselo a tus hijos y quizá llevarlos a cultivar sus propios productos esta temporada: es una gran experiencia de aprendizaje y una oportunidad para establecer una relación. Cuando riegue los tomates, no vierta nunca agua sobre el fruto o las hojas, excepto al amanecer o al anochecer. En cuanto sale el sol, estas gotas pueden quemar tu planta (no literalmente).

Técnicas de riego para Tomates

El arte de regar los tomates es fácil de aprender. La prueba y el error es una forma de mejorar tus habilidades. Pero con las técnicas de riego adecuadas, puedes convertirte en un profesional de esta temporada de cultivo. Siguiendo estas pautas, también puede desarrollar sus propias técnicas de riego.

  • Riegue lentamente alrededor de las tomateras y deje tiempo para que el agua penetre en el suelo; el agua que se escurre se desperdicia y elimina los nutrientes del suelo. Deje que el agua penetre en el suelo a una profundidad de al menos 10 a 15 centimetros.
  • Riegue los tomates sólo cuando realmente lo necesiten. Puede ser necesario regar dos veces al día, empezando por humedecer la tierra (sin inundar la planta). Las raíces también necesitan aire, así que no ahogues tus plantas.
  • Riegue los tallos, no las hojas. Regar sobre el follaje y los frutos puede provocar quemaduras en los frutos en desarrollo. Procura no regar directamente sobre el tallo de la tomatera, sino alrededor, ya que esto ayuda a que las raíces se extiendan.
  • Riegue a primera hora del día si utiliza una manguera, un cubo u otra forma de riego manual.
  • No riegue durante la noche, ya que las condiciones de humedad y las bajas temperaturas aumentan la probabilidad de que se produzcan enfermedades en las tomateras.
  • El mantillo regula la humedad y es también una fuente de nutrientes. Considérelo si aún no lo hace.

Riegue lentamente los tomates

El objetivo principal del riego de las tomateras es garantizar que dispongan de agua suficiente para mantenerse y llevar a cabo sus actividades fisiológicas necesarias.

Por lo tanto, no hay que inundar las plantas, sino sólo drenar la mayor parte del agua (junto con los nutrientes y la tierra vegetal). En cambio, debes regar lentamente para que el agua tenga tiempo de empapar la tierra.

READ  Mejores Árboles para plantar en Maceta en Balcones, Patios o Terrazas

Al regar las tomateras, se recomienda humedecer la tierra hasta una profundidad de 15 a 20 centímetros, ya que así se estimula el crecimiento de las raíces en esta zona, lo que está directamente relacionado con la cantidad de nutrientes que puede alcanzar la planta.

Sistema de riego por goteo para tomateras

Riegue sus tomateras con regularidad

En primer lugar, debes saber que no existe una fórmula exacta para saber con qué frecuencia debes regar tus tomateras. Esto es algo que tienes que determinar en base a tu propia experiencia. Sólo hay que comprobar la tierra regularmente cada pocos días y ver cuándo se seca.

  • Si ves que se seca demasiado rápido, no tengas miedo. En su lugar, pruebe algo nuevo, como el acolchado o quizás un nuevo método de riego: el riego por goteo, que se ha mencionado varias veces, es el que mejor funciona.
  • En algunas zonas sólo tendrás que regar tus plantas una vez al día, mientras que en otras tendrás que hacerlo varias veces al día.
  • También hay zonas húmedas en las que basta con regar una o dos veces por semana.
  • Si sus tomateras parecen marchitarse a pesar de un riego adecuado, este puede ser otro problema. Mi guía sobre las tomateras que se marchitan puede ayudarte con esto.

Si nota que sus tomateras se marchitan hacia el mediodía, no se preocupe demasiado, ya que reanudarán su crecimiento normal hacia el atardecer. Pero si siguen cayendo después de la puesta de sol, es señal de que el suelo está muy seco y necesita agua. Sin embargo, no lo haga hasta la mañana siguiente

La declinación de las plantas al sol no siempre se debe a la falta de agua, sino que también es un mecanismo reflejo para que las plantas minimicen la superficie de contacto con la luz solar directa, lo que a su vez reduce la transpiración (pérdida de agua a través de las hojas, etc.) o, más sencillamente, la evaporación.

Riegue las tomateras desde la raíz

Si estás acostumbrado a regar tus plantas con una manguera, lo más probable es que también riegues las hojas de la planta en lugar de dirigir la manguera al suelo alrededor del tallo. Algunos tendemos a regar las hojas porque hace que las plantas se vean mejor  .

Si quieres regar las hojas, asegúrate de hacerlo por la mañana temprano, antes del amanecer. Si tu suministro de agua no es puro -si es agua dura o si has mezclado fertilizantes (orgánicos o químicos) en ella- te aconsejo que no riegues las hojas, ya que esto sólo las dañará e impedirá que funcionen de forma óptima y preparen el alimento para la luz solar.

Como se ha mencionado anteriormente, regar a nivel de las raíces no significa necesariamente regar directamente en el suelo cerca del tronco. Es mejor regar unos centímetros alrededor del tronco (en un círculo alrededor del tronco), ya que así no se arrastrará la tierra cerca del tronco, lo cual es muy importante, sobre todo si no tienes un soporte exterior para tus tomateras.

También puede utilizar lo siguiente Cráter de tomate como se muestra a continuación. Son muy útiles porque permiten que el agua penetre lentamente en el suelo. Por lo tanto, no es necesario reducir el caudal de la manguera. También suprimen el crecimiento de las malas hierbas alrededor de las tomateras. También son rojas y reflejan parte de la luz solar hacia la planta, lo que, según algunos estudios, favorece la fotosíntesis.

La mejor hora para regar los tomates es al amanecer

La mayoría de las enfermedades de las plantas de tomate son un peligro en condiciones de humedad. Pero esta no es la única condición necesaria para el desarrollo de la enfermedad. También necesitan temperaturas relativamente bajas.

Si sumas dos y dos, es obvio que no debes regar las tomateras por la noche, aunque parezcan flojas. Si decide regar al amanecer, la planta tiene tiempo de absorber el agua y comenzar la fotosíntesis, mientras que el agua que cae sobre las hojas, el tallo o los frutos secos antes del sol del mediodía quema la planta a través de estas gotas.

READ  Como hacer un huerto en el Jardín cultivar frutas, hortalizas o vegetales

El mantillo

Si no sabes lo que es el mantillo, es una capa orgánica de hojas, heno, cáscaras de coco, trozos de madera o piñas. También hay muchas otras formas, así que si estás interesado, búscalo en Google. Al tratarse de material orgánico, se descompondrá con el tiempo y proporcionará una fuente de nutrientes para las plantas.

El acolchado tiene una serie de beneficios, los más importantes de los cuales son:

  1. Retención de agua
  2. Aumento de las posibilidades de aireación con una ligera mezcla con la tierra vegetal.
  3. Fuente de suministro de nutrientes

Si cubres bien tus plantas con mantillo, no tendrás que regarlas tan a menudo porque la tasa de evaporación del suelo se reduce considerablemente. Así, si se pone un mantillo, es posible que sólo tenga que regar una vez al día, mientras que antes lo hacía dos veces al día o más.

El agua de lluvia es la mejor para las plantas

El agua de lluvia es la mejor para las plantas porque es natural y no se añaden productos químicos durante el tratamiento. Además, si el agua de tu zona es dura, las sales no son lo mejor para tus tomateras u otras plantas.

Si tienes un sistema de agua de lluvia y almacenamiento subterráneo en casa, la mejor manera de utilizar esta agua es en tu jardín. Pruébalo y comprueba las mejoras después de trabajar en el jardín durante un tiempo.

Regar las tomateras en vacaciones

¿Cómo puedo regar mis plantas cuando estoy fuera? Esta es una pregunta que nos hacemos a menudo, ya que todos tenemos que irnos de vacaciones en algún momento y no podemos dejar que nuestros jardines se sequen. La mayoría de nosotros tenemos vecinos dispuestos a ayudar, pero no todo el mundo tiene esa suerte.

Así que las mejores opciones serían:

Sistemas de riego por goteo programado:

Su instalación no es cara y además son muy fáciles de usar y mantener. Así, si te vas mucho de vacaciones o no tienes tiempo para regar tu jardín, puedes programarlas para que rieguen tus plantas a una hora determinada cada día. En el vídeo de arriba puede ver un sistema de riego por goteo sencillo y económico.

Colocación de plantas en una cuenca de agua:

Si tus plantas están en macetas, puedes colocarlas en un recipiente con agua. Asegúrate de que la planta está por encima del nivel del agua, ya que no quieres inundarla. El agua entra por el orificio de salida por acción capilar. Asegúrate de que hay suficiente distancia entre la maceta y el agua, ya que no quieres inundar las raíces.

El acolchado:

Para un viaje corto (3-4 días), puedes confiar en tu mantillo para mantener tus plantas vivas hasta tu regreso. De nuevo, esto depende de las condiciones locales, pero es una pauta que funciona bien en la mayoría de los casos.

Regar las tomateras con agua revitalizada

El agua revitalizada es un método antiguo que consiste en agitar el agua en el sentido de las agujas del reloj unas 40-50 veces y luego regar las plantas.

Aunque se trata de un método antiguo, la ciencia moderna lo ha apoyado porque el agua en espiral gana energía cuando está en movimiento. Según algunos estudios, los tomates crecen más sanos cuando se riegan con esta agua.

No soy fan de este método y no lo he probado porque lo considero”.loco“Pero esto es sólo mi opinión. ¿Quizá lo haya experimentado en su propio jardín o haya oído hablar de él en alguna parte? Si es así, y tiene algo que decir al respecto, deje un comentario a continuación.

Regar las tomateras

Regar las semillas y los plantones de tomate es otra historia. Germinar tomateras a partir de semillas es un proceso muy sencillo, pero sólo obtendrás los mejores resultados si lo haces correctamente. Como éste es el primer paso en el cultivo de tomateras, hay que asegurarse de que las plantas tengan un buen comienzo.

READ  Cómo cultivar pimientos en el jardín: cuidados y siembra

¿Con qué frecuencia debo regar mis tomates?

La frecuencia con la que hay que regar los tomates es un gran problema para la mayoría de la gente, especialmente la primera vez. Es importante que el suelo esté húmedo, pero no inundado. La tierra debe estar húmeda hasta al menos 15 o 20 centímetros por debajo del suelo para favorecer el crecimiento de las raíces. En la mayoría de las zonas, es mejor regar una vez al día.

Si no está seguro, empiece por regar una vez al día y vaya aumentando. Los consejos anteriores le guiarán sin duda y le ayudarán a tomar decisiones informadas en lugar de adivinar.

Si no riegas bien tus tomateras, pueden surgir varios problemas:

  1. Enfermedades, como la pérdida de raíces, la podredumbre de la flor y otras.
  2. Reducción de la producción de fruta
  3. Retraso en el crecimiento
  4. Resistencia reducida

No hace falta decir que el riego correcto de las tomateras es la habilidad más importante a la hora de cultivarlas. La fertilización correcta en la etapa de crecimiento adecuada es probablemente la segunda más importante, de lo contrario sólo obtendrá follaje y poco fruto. He escrito una guía aparte sobre el abonado de las tomateras y te recomiendo que le eches un vistazo para saber más.

¿Con qué frecuencia se riegan los tomates en maceta o en contenedor?

Si no sabes cómo regar las tomateras en maceta, esta sección es para ti. En primer lugar, espero que tus macetas o contenedores tengan agujeros de drenaje. Si no es así, hay que cambiar la maceta, si no, hay que tener mucho cuidado al regar que la tierra no esté demasiado húmeda ni demasiado seca, comprobando a mano todos los días.

En cuanto a las macetas y contenedores, recuerde que no pueden almacenar agua, así que basta con humedecer la tierra. Tenga cuidado de no regar en exceso, ya que el exceso de agua que escurre también arrastra algunos nutrientes importantes. Personalmente, riego las plantas en contenedor dos veces al día, una a primera hora de la mañana para humedecer toda la tierra y otra por la noche (sólo un poco), sobre todo durante la fructificación, ya que de lo contrario puede hacer que los tomates revienten. Los tomates estallan si la planta se riega repentinamente tras un breve periodo de sequía.

 ¿Con qué frecuencia debo regar una tomatera cuando ya hay tomates en la planta?

Riega como siempre lo has hecho. Pero cuando los tomates están en la planta, es importante regarlos regularmente. Los periodos de sequía seguidos de un exceso de agua pueden hacer que los tomates se rompan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *