como progeter las plantas del frio y de las heladas
jardines

Como proteger las plantas de las heladas y del frio



A principios de la primavera, cuando el riesgo de heladas es especialmente alto, es esencial seguir las condiciones meteorológicas a través de la radio, la televisión y las páginas web para estar al tanto de las olas de frío previstas. De este modo, si se pronostican heladas, podrá estar preparado. También debes comprobar regularmente la temperatura del suelo cerca de tus plantas para ver si es fría para ellas y si tienes que hacer algo al respecto.

Este artículo explica qué son las heladas, cómo afectan las temperaturas bajo cero a las plantas y qué se puede hacer al respecto. También incluye consejos sencillos y eficaces para proteger las plantas de las heladas, métodos que pueden utilizarse para cultivos tiernos como los tomates y los cítricos, plantas delicadas en maceta como las suculentas y las begonias, y otras plantas vulnerables al frío extremo. Siga leyendo para saber cómo proteger a sus amigos verdes de los daños causados por las heladas, las temperaturas bajo cero y las manos frías del invierno.

10 sencillos consejos para proteger las plantas de las heladas

He aquí 10 formas sencillas y prácticas de reducir el impacto de las heladas en mi jardín:

  1. Elegir plantas resistentes al frío
  2. Colocar las plantas en zonas libres de heladas
  3. Evitar las bolsas de hielo
  4. Endurecimiento de los plantones
  5. Cubrir las plantas antes del anochecer
  6. Proteger las plantas con relojes
  7. Sistemas de calefacción con bidones de agua
  8. Riego antes de las heladas
  9. Llevar las plantas en maceta al interior
  10. Embalaje de árboles frutales

Siga leyendo para saber cómo puede utilizar estos métodos en su propio jardín.

1. Elija plantas resistentes al frío

Algunas hortalizas y flores son resistentes y prosperan a pesar (o a veces a causa) del frío. Estas plantas se denominan “resistentes” porque pueden tolerar un cierto grado de heladas a corto plazo. Por el contrario, se dice que las plantas que mueren o están muy dañadas por las heladas son “tiernas”.

Los azafranes suelen quedarse en la nieve para florecer, y una tormenta de primavera rara vez detiene a los narcisos, tulipanes, jacintos o pensamientos. También hay una serie de sabrosas plantas comestibles resistentes a las heladas, como :

  • Brócoli
  • Col
  • Preocúpate
  • Zanahorias
  • Cebollino
  • Lechuga
  • Puerros
  • Guisante
  • Rábano
  • Espinacas
  • acelga

Los profesionales de su vivero local pueden darle información valiosa sobre qué plantas resistentes son adecuadas para su zona. Las plantas autóctonas, especialmente las perennes, son probablemente la mejor opción.

¿Qué plantas son sensibles a las heladas y al frío?

  • Plantas delicadas como aguacates, fucsias, buganvillas, begonias, impatiens, geranios y suculentas.
  • Plantas comestibles como cítricos, plantas tropicales, tomates, calabazas, boniatos, pepinos, okra, berenjenas, maíz y pimientos.
  • Arbustos y árboles de flor como cerezos, azaleas y rododendros.
  • Conserva las plantas perennes como la canna, la oreja de elefante, el caladio y las dalias (antes de una helada mortal, desentierra estas plantas y guárdalas en un lugar fresco y seco).

2. Coloque las plantas en lugares libres de heladas o del frío.

Lo mismo ocurre con las plantas y los edificios: ubicación, ubicación, ubicación. Coloque los semilleros y compre plantas de primavera en lugares donde haya menos riesgo de daños por el frío.

Cuando el aire frío se desplaza a altitudes inferiores, pasa por encima de las plantas situadas a mayor altura o en las pendientes. Por lo tanto, es mejor colocar los plantones y otras plantas sensibles a las heladas en estos lugares más altos.

La colocación de plantas a lo largo de bancos, vallas y muros -especialmente si están orientados al sur o al oeste- puede proporcionar una protección adicional, sobre todo si las estructuras son de color oscuro. Durante el día, las estructuras absorben el calor. Por la noche, irradian este calor, permitiendo que las plantas se mantengan más calientes de lo que lo harían de otro modo. Un arbusto cercano también ofrece protección contra las heladas ligeras.

¿Qué es la escarcha?

Las heladas suelen producirse en noches despejadas y sin viento, cuando hay pocas o ninguna nube que refleje el calor hacia el suelo y poco o ningún viento que disperse las capas de aire más cálidas. El aire frío se asienta entonces en su punto más bajo, mientras que el aire caliente sube y se aleja del suelo.

En estas noches pueden producirse heladas, aunque el termómetro no esté bajo cero. Mientras la temperatura del aire a nivel del suelo sea inferior a 32 °F, se pueden formar cristales de hielo en las plantas. Esto interrumpe el movimiento de los fluidos dentro de la planta, privando a los tejidos de agua y haciendo que se sequen. Como resultado, las hojas dañadas por las heladas se marchitan y se vuelven de color marrón oscuro o negro. Si las plantas están expuestas a las heladas durante mucho tiempo sin protección, pueden secarse fácilmente.

READ  Como Plantar un Limonero: cuidados, poda y siembra

Las heladas también pueden producirse en condiciones de viento, pero es un viento helado el que trae un aire aún más frío y empeora la situación.

3. Evite las bolsas de hielo.

Las bolsas de hielo son depresiones en el suelo. El aire frío entra en estas “bolsas” y no puede escapar. En este caso, las plantas de las depresiones pueden sufrir daños por las heladas. Evite sembrar y plantar nuevas plantas en estos lugares profundos.

Comprobar la temperatura del suelo

Las temperaturas en altura pueden ser diferentes de las temperaturas a nivel del suelo. En otras palabras: el hecho de que un termómetro de altitud marque una temperatura superior a 0°C no significa que la temperatura a nivel del suelo no sea inferior.

4. Endurecimiento de las plántulas

Antes de poner los plantones en el exterior, hay que acostumbrarlos gradualmente a las condiciones del exterior. Este proceso, llamado endurecimiento, le ayudará a cultivar plantas más fuertes y capaces de soportar mejor las vicisitudes del inicio de la primavera.

Empiece a endurecer unos 14 días antes del trasplante. Coloque los plantones en el exterior en una zona cálida y sombreada, protegida del viento durante el día, cuando el tiempo sea suave y las temperaturas superen los 7°C. Llévalos al interior por la noche.

Al cabo de dos semanas, las plántulas serán más fuertes y estables y se podrán plantar.

5. Cubrir las plantas antes del anochecer

Si quieres cubrir tus plantas antes de una helada fuerte, debes hacerlo antes de que caiga la noche. Si esperas hasta el anochecer, la mayor parte del calor almacenado en tu jardín ya habrá desaparecido.

Sea cual sea el tipo de cubierta que utilices, asegúrate de que se extiende hasta el suelo por todos los lados. No deje ninguna abertura por la que pueda escapar el calor. Si es posible, también debes utilizar estacas para evitar que el material, especialmente el plástico, toque el follaje. Sin embargo, la cubierta no debe estar atada o recogida al tronco, pues de lo contrario el calor que sube del suelo no llegará a la planta. (Ver el diagrama de abajo para la cubierta correcta).

Retire las cubiertas por la mañana, cuando la escarcha se haya descongelado. De lo contrario, la planta puede romper el letargo y reanudar el crecimiento activo, haciéndola aún más vulnerable a los daños por heladas en el futuro.

¿Con qué puedo cubrir mis plantas para protegerlas de las heladas?

A continuación, te mostramos algunos de los elementos que puedes utilizar para cubrir tus plantas tiernas:

  • Sábanas o mantas
  • Hojas de manta
  • Una olla o cubo volcado
  • Botellas de leche con el fondo cortado
  • Paños antihielo (Pueden proteger algunas plantas hasta los -6°C).
  • Mantas de jardín, como Reemay (Funcionan bien en las hileras del jardín o en los parterres elevados y protegen en masa del frío a las flores y verduras tiernas de la primavera).

También es importante recordar que las cubiertas no tienen por qué ser elaboradas ni costosas de trabajar. Una hilera de palos con periódicos, cartones o sábanas y toallas estiradas sobre ellos servirá. Si no tienes palos, pon las mantas directamente sobre las plantas. Esto también evita la pérdida de calor.

6. Proteger las plantas con trincheras.

En sentido estricto, los claustros son cubiertas de vidrio o plástico desmontables que protegen a las plantas del frío. También se denominan clavos y suelen ser adecuados para plantas individuales, pero algunos son lo suficientemente grandes como para cubrir toda una hilera. Al igual que otras cubiertas, los claustros deben colocarse sobre las plantas antes de la puesta de sol y retirarse por la mañana, cuando las heladas se hayan descongelado.

Los relojes de cristal son muy decorativos. Si no los utiliza en el exterior como protección contra las heladas, puede utilizarlos en el interior en plantas de interior amantes de la humedad, como las violetas.

READ  Mejores Árboles para plantar en Maceta en Balcones, Patios o Terrazas

También puedes utilizar relojes de plástico, que suelen ser más baratos que los de cristal. Sin embargo, al ser muy ligeras, deben estar ancladas al suelo para que no se las lleve el viento.

Dado que los mantos que se utilizan como protección contra el frío son una medida temporal, también puedes fabricar los tuyos propios. Las macetas, los tarros de conserva, las cestas y las latas de leche sin fondo pueden colocarse encima de las plantas para protegerlas de las heladas.

7. Calentar las plantas con regaderas

Llena jarras de leche con agua y colócalas al sol para que absorban el calor durante el día. Coloca las jarras alrededor de tus plantas antes de que anochezca y tápalas. El agua de las jarras pierde su calor más lentamente que la tierra o el aire, y el calor que desprende protege a las plantas del frío.

8. Agua de la helada

Puede parecer absurdo, pero regar las plantas la noche anterior a las heladas de primavera puede protegerlas de las mismas. Durante la noche, la tierra húmeda libera humedad en el aire, lo que aumenta la temperatura y mantiene las plantas más calientes.

9. Lleva las plantas en maceta al interior.

Cuando se prevean heladas, lleve las macetas y los cestos colgantes al interior. Las raíces de las plantas en maceta están expuestas a mayores fluctuaciones de temperatura que las de las plantas plantadas en el suelo. También alcanzan temperaturas más bajas. Por ello, las plantas en maceta son especialmente susceptibles de sufrir daños en las raíces a causa del frío. Las raíces, especialmente las que están cerca del borde de la maceta, pueden volverse esponjosas y negras. Los daños en las raíces no matan la planta, sino su crecimiento.

Cuando lleves las plantas en maceta al interior, asegúrate de que no estén infestadas de insectos o plagas y de que no sufran enfermedades. Esto no sólo empeorará el problema, sino que también podría infectar otras plantas.

Si decide cubrir una cesta colgante en lugar de meterla en el interior, póngala primero en el suelo y luego coloque la cubierta sobre la cesta para aprovechar el calor relativo del suelo.

10. Envolver los árboles frutales

Si vas a plantar árboles frutales, debes envolver los troncos con arpillera o envoltura para árboles en otoño. La mayoría de los árboles frutales tienen una corteza fina que puede agrietarse fácilmente cuando las temperaturas fluctúan demasiado. Envolver los árboles evita este agrietamiento, también llamado agrietamiento por heladas.

Suele ser una buena idea utilizar varias capas de tela o papel resistente a la intemperie y mantener el envoltorio algo suelto. Esto proporcionará un mejor aislamiento. También debes tirar de la envoltura hasta el suelo y, al menos, hasta las ramas o ramitas más bajas.

Si es necesario, esta envoltura puede mantenerse durante la mayor parte de la temporada de invierno.

Preguntas frecuentes

Aquí encontrará más información sobre las preguntas más frecuentes acerca de la protección contra las heladas para las plantas:

¿Qué factores influyen en la probabilidad de que una planta muera por las heladas?

  • Cubierta de nubes : Si hay más nubes en el cielo para absorber el calor y reflejarlo hacia la tierra, tus plantas tienen más posibilidades de resistir las heladas.
  • Viento: Sin suficiente viento para mezclar el aire caliente que sube y el aire frío que baja, tus plantas serán más vulnerables al frío de la tarde.
  • La humedad: Una mayor humedad aumenta el punto de rocío y ayuda a ralentizar el cambio de temperatura, haciendo menos probable la formación de escarcha en tus plantas (por eso los desiertos secos pueden pasar del calor intenso al frío glacial tan rápidamente).
  • Propiedades del suelo: El sol calienta el suelo durante el día, y este calor se libera en la atmósfera más fría por la noche. Si su suelo es profundo, suelto, pesado y fértil, liberará más humedad al aire. Por el contrario, un suelo fino, arenoso o pobre en nutrientes no liberará tanta humedad. Además, un suelo muy cubierto impide que se libere más humedad a la atmósfera y, por tanto, ofrece menos protección en las noches frías.
  • Proximidad a edificios y otras instalaciones: Sin otras plantas y estructuras cercanas que las protejan de los vientos fríos y les transmitan calor, las plantas son más susceptibles a las heladas.
  • Edad de la planta: Las plantas más jóvenes que todavía están creciendo o floreciendo activamente son más sensibles a las temperaturas más bajas.
READ  Cómo sembrar, cuidar y cosechar Melocotones

¿Cuáles son los diferentes tipos de heladas y qué significan?

La siguiente tabla desglosa los diferentes tipos de heladas y los posibles efectos en las plantas expuestas a temperaturas de congelación durante unas horas inclusive:

Tipos de heladas y congelaciones y sus efectos

TemperaturaTipo o nombreEfectos en las plantas
Aproximadamente -1 a 0°cEscarcha ligera/escarcha ligeraLa escarcha se forma en el exterior. Probablemente sólo dañará o matará de forma significativa a las plantas tiernas.
Aproximadamente -4 a -1°CHeladas de moderadas a cálidasLa escarcha se forma en el interior de la planta, haciendo que las células de la planta estallen. Provoca daños considerables en la mayoría de las hojas y la vegetación. Las flores fructíferas y las plantas semirrígidas sufren graves daños y pueden morir. Las plantas perennes resistentes a las raíces también resultan dañadas.
Por debajo de -4°CHielo pesadoCausa graves daños a la mayoría de las plantas, provocando su desecación y muerte.

¿Qué debo hacer si encuentro daños en mis plantas por las heladas?

Que veas daños por heladas no significa que tengas que tomar medidas drásticas. Muchas plantas son increíblemente resistentes y pueden recuperarse en primavera.

Lo mejor es esperar a que el tiempo vuelva a ser cálido (normalmente hacia marzo) y observar la aparición de nuevas hojas.

¿Debo podar los brotes dañados por las heladas?

En cualquier caso, no es aconsejable podar los brotes dañados por las heladas antes de la primavera por varias razones:

  • Las ramas y hojas dañadas siguen almacenando calor en la copa y ayudan a la planta a sobrevivir al invierno.
  • A menudo los daños no son tan graves como parecen en un principio, y pueden surgir nuevos brotes en una zona que se creía muerta.
  • La poda de las ramas dañadas puede estimular el crecimiento de la planta, y este nuevo crecimiento es especialmente sensible a las heladas (como todo el crecimiento de las plantas).

Sólo cuando la planta haya vuelto a crecer en la próxima primavera deberá empezar a podar las ramas muertas o dañadas.

¿Qué no ayuda a proteger las plantas de las heladas?

Aunque haya oído que estos métodos son eficaces, es casi seguro que lo siguiente empeorará las cosas:

  • Grandes incendios: Esto crea una corriente de aire caliente por encima de las plantas que éstas no pueden alcanzar. También atrae el aire frío de los alrededores, lo que puede hacer que la temperatura del suelo sea aún más fría para las plantas.
  • El acolchado: Aunque esto puede ser útil temporalmente, por ejemplo para evitar que tu árbol de hoja caduca salga del letargo antes de tiempo, no sólo impide que el suelo absorba el calor del sol, sino que también evita que gran parte de ese calor suba desde el suelo y caliente la planta (si decides utilizar mantillo durante un breve periodo de tiempo frío, debes retirarlo en cuanto haya pasado el peligro de heladas).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *