Como plantar y cultivar una semilla de aguacate
jardines

Como plantar y cultivar una semilla de aguacate

Después de comer un aguacate, la tentación de cultivar el propio es casi irresistible. Hay varias formas de hacerlo. Puede que hayas oído hablar del método de clavar palillos en los lados del pozo y sumergir el fondo del pozo en agua. Sin embargo, según mi experiencia, este método no siempre tiene éxito. Cuando las semillas germinen, hay que trasplantarlas a una maceta con tierra.

Existe un método más sencillo para cultivar un árbol de aguacate sin palillo. Aprendí este sencillo método de germinación de semillas directamente sobre un trozo de tierra en una maceta después de al menos cien intentos fallidos con palillos. Este método también imita la germinación de las semillas en la naturaleza.

Mi madre puso una semilla de aguacate en la maceta de otra planta y olvidó que quería probar el método del palillo. Para su sorpresa, unos meses después descubrió que había brotado. Intenté deliberadamente poner una semilla en la tierra y lo conseguí.

Condiciones ideales para cultivar un árbol de aguacate en una maceta

  • El suelo debe estar húmedo y ser ligeramente ácido (pH 6-6,5).
  • La maceta debe tener un buen drenaje.
  • Dales mucha luz solar indirecta. Evite la luz solar directa, especialmente cuando son jóvenes.
  • Mantenga una humedad alta y temperaturas entre 65 y 85 °F.
READ  Como cultivar el maíz indio: Cosecha y secado.

Cómo cultivar un aguacate a partir de una semilla

Cómo cultivar un aguacate a partir de una semilla
Cómo cultivar un aguacate a partir de una semilla

1. Enjuague las semillas y retire la piel marrón.

La piel marrón exterior puede estar firmemente adherida a la semilla. Puede marcar la piel con cuidado con un cuchillo de pelar y levantar la piel con la punta del cuchillo. Los cortes superficiales en la semilla no afectan a la germinación. Algunas personas también rompen la parte superior de la semilla para ayudar al proceso de germinación. También puedes dejar la piel si no quieres intentar pelarla.

2. Ponga un poco de tierra en una maceta y humedezca la tierra.

Los aguacateros crecen mejor en suelos ligeramente ácidos (pH 6-6,5) con un buen drenaje. Puedes utilizar tierra nueva rica en humus o reutilizar la tierra vieja de tu jardín o de otra maceta. Si utiliza tierra vieja, asegúrese de eliminar cualquier hierba, maleza o raíces viejas que puedan interferir con la capacidad de germinación de las semillas de aguacate. Añade suficiente agua para humedecer la tierra sin inundarla. Colocar la olla sobre un platillo para recoger el exceso de agua.

Empuje la parte inferior de la semilla en el suelo.

Presione con cuidado la parte inferior de la semilla en la tierra para que sólo se vea la mitad de la semilla. La parte inferior de la semilla suele ser el extremo más ancho, aunque esto es difícil de ver ya que algunas semillas son casi esféricas. La alineación correcta es importante porque las raíces emergerán del suelo.

4. Coloca la olla en un lugar cálido y soleado.

Los aguacates prosperan en condiciones húmedas y cálidas (65-85°F o 18-30°C). Asegúrate de que las semillas reciben suficiente luz solar indirecta para estimular su crecimiento. Las plantas jóvenes son sensibles a la luz solar directa y a las temperaturas extremas. Puse el mío en el alféizar de la ventana de mi cocina. Lo mejor es una ventana orientada al sur.

5. Mantenga la tierra húmeda mientras espera que las semillas germinen.

La raíz y el tallo pueden tardar entre 2 y 8 semanas en germinar. Si notas que la semilla empieza a agrietarse, es una buena señal. Compruebe la tierra cada pocos días para asegurarse de que se mantiene húmeda. Si al presionar la tierra no se nota, es que necesita más agua.

6. Corta las hojas más jóvenes por las puntas para favorecer un crecimiento más completo y tupido.

Para obtener una planta más completa, corte las hojas nuevas que crecen en la parte superior del tallo. También es una buena forma de controlar la altura de la planta. Hazlo cada vez que la planta crezca cinco centímetros.

READ  ¿Cómo plantar, podar y cuidar las glicinas?

7. Considere la posibilidad de acortar el tallo a la mitad una vez que haya crecido al menos dos centímetros.

Esta es una técnica que puede fomentar el nuevo crecimiento y ayudar a que la planta no sea sólo un tallo alto con unas pocas hojas en la parte superior. Sólo hazlo cuando la planta tenga menos hojas que el punto en el que quieres cortar.

¿Cuánto tiempo tarda una planta de aguacate en dar fruto?

Los aguacates plantados a partir de semillas pueden tardar entre 5 y 13 años en dar fruto. No esperes que tu planta en maceta florezca o dé frutos, e incluso si lo hace, probablemente no tendrá la misma calidad y sabor que un aguacate típico. Si desea obtener frutos, elija una planta injertada.

Cuidado de una planta de aguacate en maceta

cuidados planta de aguacate en macetas
cuidados planta de aguacate en macetas

1. Podar varias veces al año.

Si cultivas un aguacate como planta ornamental, debes podarlo regularmente para que su tamaño siga siendo manejable. Según la División de Agricultura y Recursos de la Universidad de California, hay cientos de variedades de aguacates, y algunas de ellas (como el aguacate Wurtz) sólo crecen de 3 a 4 metros de altura con una poda regular. Empiece pronto en la vida de la planta para fortalecer el tallo y fomentar el crecimiento lateral.

Mantenga la tierra húmeda pero no embarrada.

A los aguacates les encanta el agua, pero un exceso de agua también puede dañar la planta. La podredumbre de las raíces es un problema común cuando una planta se riega en exceso o cuando el drenaje es deficiente. Humedezca bien la tierra y déjela secar un poco antes de volver a regar generosamente. Esto promoverá el crecimiento vigoroso de las raíces.

¿Necesita una pista sobre cuándo regar? Comprueba el suelo. Si puedes dejar una huella dactilar presionando sobre ella, no necesitas regarla.

3. Compruebe las hojas para ver si hay signos de salud de la planta.

Las hojas proporcionan información sobre la salud y las condiciones de crecimiento de la planta. Las hojas amarillas o caídas pueden indicar que su aguacatero está recibiendo demasiada agua, muy poca luz solar y/o muy pocos nutrientes. Las hojas marrones pueden indicar una quemadura por sal o cloruro debido a los minerales presentes en el agua o el fertilizante. Estos problemas son habituales en las plantas en maceta, ya que el drenaje es escaso y los nutrientes y minerales tienden a concentrarse en la tierra.

READ  El Olivo: la planta perfecta para Terraza mediterránea

4. Proporcionar suficiente luz, calor y humedad durante el invierno.

Aunque algunas variedades pueden sobrevivir a temperaturas inferiores a 0°C (32°F), la mayoría sufrirán daños, especialmente en el primer año de crecimiento. Evite exponer las plantas a temperaturas y brisas frías. El calor seco de un calentador también puede ser perjudicial. Un humidificador puede humedecer el aire seco. También puedes rociar las hojas con agua de vez en cuando. Una lámpara de cultivo puede ser útil si no hay suficiente luz solar natural durante el día.

En invierno no es necesario regar con tanta frecuencia. Las plantas de aguacate no tienen un periodo de inactividad, pero tampoco crecen mucho en invierno. El riego excesivo aumenta el riesgo de putrefacción de las raíces y la carencia de nutrientes. De nuevo, comprueba el suelo y las hojas para determinar cuándo debes regar.

5. Si quieres cultivar aguacates, debes cultivar una planta injertada.

Las plantas de aguacate cultivadas a partir de semillas -especialmente en un contenedor o maceta- tienen dificultades para florecer y dar fruto, si es que lo hacen. Esto se debe principalmente a que es mucho más difícil crear condiciones óptimas de cultivo. Sin embargo, los comentarios de este artículo informan de que amigos y familiares han conseguido que sus plantas de aguacate den fruto. Un aguacate plantado a partir de una semilla puede tardar de 5 a 13 años o más en dar fruto.

Una planta de aguacate injertada tiene más posibilidades de dar fruto. Una planta injertada es una planta que se cultiva uniendo parte de una planta joven en crecimiento a una planta establecida. Las plantas de aguacate injertadas están disponibles en muchos viveros y, con los cuidados adecuados, suelen dar fruto al cabo de unos años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.