como hacer tu casa inteligente smart home
casas

Como hacer tu casa inteligente: Que es una Smart Home, Beneficios y dispotivos

Cuando no estás en casa, pueden surgir pequeñas dudas en tu cabeza. ¿Apagué la máquina de café? ¿He hecho saltar la alarma de seguridad? ¿Los niños están haciendo los deberes o viendo la televisión?

Con una casa inteligente, podría eliminar todas estas preocupaciones con un simple vistazo a su smartphone o tableta. Puedes conectar los dispositivos y aparatos de tu casa para que se comuniquen entre sí y contigo.

Todos los dispositivos de tu casa que utilizan electricidad pueden integrarse en tu red doméstica y responder a tus órdenes. Tanto si das esa orden por voz, mando a distancia, tableta o smartphone, la casa responderá. La mayoría de las aplicaciones son para la iluminación, la seguridad del hogar, el cine y el entretenimiento en casa, y el control del termostato.

Cuando se piensa en una casa inteligente, se puede pensar en George Jetson y su casa futurista o en Bill Gates, que gastó más de 100 millones de dólares para construir su casa inteligente. Las casas inteligentes y la automatización del hogar, antes reservadas a los expertos en tecnología o a los ricos, son cada vez más comunes.

Lo que antes era una industria extraña que producía productos y artilugios difíciles de usar se está convirtiendo por fin en una verdadera tendencia de consumo. No se trata de start-ups, sino de empresas tecnológicas consolidadas que lanzan ahora nuevos productos para el smart home. Las ventas de sistemas de automatización podrían alcanzar unos 9.500 millones de dólares en 2015. En 2017, podría alcanzar los 44.000 millones de dólares.

Esto se debe en gran medida al enorme éxito de los teléfonos inteligentes y las tabletas. Estos ordenadores ultraportátiles están en todas partes, y su conexión constante a Internet permite configurarlos para controlar innumerables dispositivos en línea. Esto es el Internet de las cosas.

El Internet de los objetos es un término que designa a los objetos y productos que están conectados y son identificables a través de redes digitales. Esta red de productos crece y mejora cada día. Todos los aparatos electrónicos del hogar se ven afectados por esta revolución tecnológica, desde los frigoríficos hasta los sistemas de calefacción.

En este contenido, analizamos la tecnología del smart home (smart home).

Software y tecnologías para el smart home

La domótica tiene una larga y agitada historia. Durante muchos años, las tendencias tecnológicas han ido y venido, pero una de las primeras empresas de éxito sigue existiendo.

Los orígenes de muchos productos domésticos inteligentes se remontan a 1975, cuando una empresa escocesa desarrolló el X10. X10 permite que los productos compatibles se comuniquen entre sí a través del cableado eléctrico existente en una casa. Todos los aparatos y dispositivos son receptores, y los medios de control del sistema, como los mandos a distancia o los teclados, son transmisores. Cuando quieres apagar una lámpara en otra habitación, el transmisor envía un mensaje en forma de código digital que contiene lo siguiente:

  • Un aviso al sistema de que se está emitiendo un comando,
  • El número de la unidad que recibe la orden, y
  • Un código que contiene la orden real, por ejemplo, «apagar».

Todo esto debería hacerse en menos de un segundo, pero el X10 tiene algunas limitaciones. La comunicación a través de las líneas eléctricas no siempre es fiable porque las líneas tienen «ruido» debido a la alimentación de otros dispositivos. Un dispositivo X10 puede interpretar el ruido electrónico como una orden y responder, o puede no recibir la orden en absoluto.

Los dispositivos X10 siguen existiendo, pero han surgido otras tecnologías que compiten por el dinero de tu red doméstica. Muchos de los nuevos sistemas ya no se comunican por líneas eléctricas, sino por ondas de radio. Así es como funcionan las señales BlueTooth, WiFi y de telefonía móvil.

Dos de las redes inalámbricas más conocidas en la domótica son ZigBee y Z-Wave. Ambas tecnologías son redes de malla, lo que significa que el mensaje puede llegar a su destino de varias maneras.

Z-Wave utiliza un algoritmo de enrutamiento de origen para determinar la ruta más rápida para los mensajes. A cada dispositivo Z-Wave se le asigna un código. Cuando el dispositivo se conecta al sistema, el controlador de red reconoce el código, determina su ubicación y lo añade a la red. Cuando llega una orden, el controlador utiliza el algoritmo para determinar cómo enviar el mensaje. Dado que este enrutamiento puede ocupar mucha memoria en una red, Z-Wave ha desarrollado una jerarquía entre dispositivos: algunos controladores inician los mensajes, otros son «esclavos», lo que significa que sólo pueden transmitir y responder a los mensajes.

El nombre ZigBee ilustra el concepto de red en malla, con mensajes desde el transmisor que zigzaguean como abejas para encontrar el mejor camino hacia el receptor. Mientras que Z-Wave utiliza tecnología propia para alimentar su sistema, la plataforma ZigBee se basa en el estándar de red de área personal inalámbrica establecido por el Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE). Esto significa que cualquier empresa puede desarrollar un producto compatible con ZigBee sin tener que pagar una licencia por la tecnología que lo sustenta, lo que podría dar a ZigBee una ventaja en el mercado. Al igual que con Z-Wave, ZigBee tiene dispositivos totalmente funcionales (o aquellos que transmiten el mensaje) y dispositivos de función limitada (o aquellos que no lo hacen).

READ  Guía de Impermeabilización en techos o tejados planos

El uso de una red inalámbrica ofrece una mayor flexibilidad en el posicionamiento de los equipos, pero al igual que con las líneas eléctricas, pueden producirse interferencias. Insteon permite que su red doméstica se comunique tanto por líneas eléctricas como por ondas de radio, lo que la convierte en una red de malla dual. Si el mensaje no llega en una plataforma, lo intentará en la otra. En lugar de transmitir el mensaje, un dispositivo Insteon envía el mensaje y todos los dispositivos lo recogen y lo transmiten hasta que se ejecuta la orden. Los dispositivos se comportan como iguales, en lugar de que un dispositivo sea el instigador y otro el receptor. Esto significa que cuantos más dispositivos Insteon estén instalados en una red, más fuerte será el mensaje.

En la siguiente página veremos los productos que necesitas para poner en marcha tu casa inteligente.

Crear un smart home

X10, Insteon, ZigBee y Z-Wave sólo proporcionan la tecnología básica, los «protocolos», para la comunicación en los hogares inteligentes. Han formado alianzas con fabricantes de electrónica que producen los dispositivos finales. Estos son algunos ejemplos de productos domésticos inteligentes y sus funciones.

  • Las cámaras vigilan el exterior de su casa, incluso cuando está oscuro.
  • Puedes controlar un termostato desde tu cama, desde el aeropuerto, en cualquier lugar donde tu smartphone tenga señal.
  • Con las luces LED, el color y el brillo se pueden programar directamente a través del smartphone.
  • Los detectores de movimiento activan una alarma cuando algo se mueve en su casa, y también pueden distinguir a las mascotas de los ladrones.
  • Gracias a la integración con el smartphone, puedes encender y apagar las luces y los aparatos desde tu dispositivo móvil.
  • Las cerraduras de las puertas y las puertas de los garajes pueden abrirse automáticamente al acercarse el smartphone.
  • Las alertas automáticas de su sistema de seguridad se transmiten al instante a su smartphone, para que sepa inmediatamente si hay un problema en casa.
  • Muchas unidades también tienen servidores web integrados que permiten el acceso a la información en línea.

Estos productos se pueden adquirir en tiendas de bricolaje, mercados electrónicos, a través de instaladores o por Internet. Averigüe qué tecnología está asociada al producto antes de comprarlo. Los productos que utilizan la misma tecnología deben funcionar juntos, incluso si son de diferentes fabricantes. Sin embargo, para conectar un producto X10 y un Z-Wave, se necesita un dispositivo de conexión y a menudo se requiere una paciencia extrema y cierta habilidad técnica por su parte.

Al diseñar una casa inteligente, puedes automatizar tanto o tan poco como quieras. Para empezar, puede pensar en las tareas que ya realiza de forma rutinaria y, a continuación, encontrar una forma de automatizarlas.

Puedes empezar con un kit de iluminación básico y añadir elementos de seguridad más adelante. Si se quiere empezar con un sistema más grande y con muchas prestaciones, conviene planificar cuidadosamente el funcionamiento de la casa, sobre todo si hay que hacer un nuevo cableado o una renovación. También debes colocar los nodos de la red inalámbrica estratégicamente para que tengan un buen alcance.

Alrededor del 60% de los constructores que han instalado equipos de domótica han recurrido a profesionales. Cuando busque un técnico, compruebe si tiene la certificación CEA-CompTIA. Esta certificación es el resultado de una asociación entre la Consumer Electronics Association (CEA) y la Computing Technology Industry Association (CompTIA) y representa la experiencia en la instalación, el mantenimiento y la resolución de problemas de los equipos de redes domésticas de todos los fabricantes.

El coste de una casa inteligente varía en función de lo inteligente que sea la vivienda. Un constructor calcula que sus clientes gastan entre 10.000 y 250.000 dólares en sistemas sofisticados. Si construyes tu casa inteligente poco a poco, empezando por un sistema de iluminación sencillo, puede que sólo cueste unos cientos de dólares. Un sistema más sofisticado cuesta decenas de miles de dólares, y los componentes de un sistema de cine en casa añaden aproximadamente un 50% al coste de un sistema. 

¿Merece la pena? Si quiere saber más sobre las ventajas de las casas inteligentes, vaya a la siguiente página.

Las ventajas del smart home

Un smart home puede hacer la vida más fácil y cómoda. ¿A quién no le gustaría poder controlar la iluminación, el entretenimiento y la temperatura desde su sofá? Tanto si estás en el trabajo como de vacaciones, el smart home te permitirá saber lo que ocurre, y los sistemas de seguridad pueden incorporarse para ser una gran ayuda en caso de emergencia. Por ejemplo, un residente no sólo podría ser despertado por una alarma de incendio, sino que la casa inteligente también podría abrir las puertas, llamar a los bomberos e iluminar el camino hacia la seguridad.

READ  Ideas, Diseños y Estilos para Cocinas con Islas Grandes o Pequeñas

Aquí tienes más ejemplos de trucos domésticos inteligentes:

  • Iluminación nocturna de un camino de acceso al baño.
  • Desbloquea automáticamente su puerta cuando se acerca a ella.
  • Alimente a sus animales con una determinada cantidad de comida en un horario establecido.
  • Iluminación de ambiente para todas las ocasiones.
  • Programe el televisor para que sus hijos sólo puedan ver la televisión a determinadas horas.
  • Calienta la habitación antes de levantarte para que esté caliente cuando te levantes.
  • Enciende la cafetera desde la cama.

Los hogares inteligentes también ahorran energía. Los sistemas como Z-Wave y ZigBee proporcionan algunos dispositivos con una funcionalidad reducida, que pueden ponerse en reposo y despertarse a la orden. Las facturas de electricidad se reducen cuando las luces se apagan automáticamente en las habitaciones vacías, y las habitaciones se pueden calentar o enfriar según la ocupación. Un propietario se jactaba de que su factura de calefacción era un tercio menos que la de una casa normal del mismo tamaño. Algunos dispositivos pueden controlar el consumo de energía de los distintos aparatos y dar instrucciones a los que consumen más energía para que usen menos.

La tecnología del smart home promete grandes beneficios para las personas mayores que viven solas. Una casa inteligente podría alertar al residente cuando es hora de tomar su medicación, avisar al hospital si se cae y hacer un seguimiento de lo que come. Si una persona mayor está un poco distraída, la casa inteligente podría encargarse de tareas como cerrar el agua antes de que se desborde la bañera o apagar la cocina cuando el cocinero se haya ido. Un empresario calcula que este sistema podría costar 20.000 dólares, menos que una residencia de ancianos a tiempo completo. También permitiría a los hijos adultos que puedan vivir en otro lugar participar en el cuidado de sus padres ancianos. Los sistemas automatizados de fácil manejo ofrecerían ventajas similares a las personas con discapacidad o movilidad reducida.

Las casas inteligentes parecen buenas sobre el papel, pero ¿son para todos? En la siguiente página, veremos algunos de los inconvenientes de esta tecnología.

Multitud de productos inteligentes

Los sistemas de automatización del hogar han tenido dificultades para encontrar un público mayoritario, en parte porque requieren ciertos conocimientos técnicos por parte de sus usuarios. Sin embargo, hoy en día, la rápida proliferación de los teléfonos inteligentes y las tabletas ofrece incluso a los principiantes en tecnología una forma fácil de comunicarse con los dispositivos de automatización del hogar. Y estos dispositivos crecen en número cada día.

El termostato Nest lleva incorporado un sistema WiFi que permite controlar, programar y supervisar las temperaturas de tu casa desde el balcón o el taxi. Nest aprende su comportamiento y ajusta automáticamente su configuración para obtener la máxima eficiencia y confort. Te dice cuánta energía estás consumiendo, te recuerda que debes cambiar los filtros e incluso ajusta sus funciones en función de las diferencias entre una bomba de calor y una calefacción radiante.

Las lámparas Philips Hue llevan los efectos de iluminación de calidad concertada directamente a tu casa. Enrosca estas bombillas LED en tus lámparas habituales, instala la aplicación en tu teléfono o tableta y podrás encender o apagar las luces, hacerlas más brillantes u oscuras o -quizás lo mejor de todo- cambiar el color. También puedes programar las luces para conseguir cualquier combinación de color y brillo, y controlar hasta 50 luces a través de un puente (que enlaza las luces con tu teléfono). Cuantas más luces tenga, más divertido será. Pero te costará: un paquete inicial de tres luces y un puente cuesta unos 200 dólares.

En la página siguiente, verá productos aún más inteligentes para el hogar. Verá que, con un poco de ingenio, puede automatizar casi cualquier proceso electrónico.

Eficiencia y placer

Belkin vende sus interruptores domóticos WeMo específicamente para usuarios de smartphones. Por unos 100 dólares, tienes un interruptor inteligente WeMo y un sensor de movimiento. Enchufa el interruptor a una toma de corriente y, a continuación, conecta un aparato como una lámpara, un calentador o una cafetera al interruptor. Enlaza el interruptor con tu smartphone a través de la aplicación de Belkin y podrás controlar el interruptor de forma remota. Por ejemplo, puede encender o apagar una luz a 1.000 km de distancia (o simplemente desde la comodidad de su cama).

La automatización del hogar no siempre consiste en productos caros. Algunas de las herramientas más útiles para el smart home son incluso gratuitas.

WeMo es uno de los muchos productos compatibles con IFTTT (IF Then, Then That). IFTTT es un servicio gratuito de internet con el que puedes automatizar infinidad de procesos. Por ejemplo, con IFTTT (que rima con now), puedes crear una «receta» que publique automáticamente los tuits de Twitter en Facebook cuando contengan un determinado hashtag o palabra clave. O puedes programar un mensaje de texto para que te recuerde que debes llamar a tu abuela.

IFTTT es en realidad una forma sencilla de crear desencadenantes que conduzcan a determinadas acciones, y funciona con WeMo. Por ejemplo, puedes instalar un sensor de movimiento WeMo en tu dormitorio que encienda la cafetera de la cocina cuando vea que te has despertado por la mañana.

READ  Como hacer una Oficina en Casa: ideal para pisos y espacios pequeños

Las posibilidades de este tipo de acción «si x, entonces y» sólo están limitadas por su imaginación. Por supuesto, se necesita algo de tiempo para configurar todas estas divertidas acciones. Y eso nos lleva a uno de los mayores retos de los productos de domótica.

Muchos productos domésticos inteligentes utilizan sus propias aplicaciones. En resumen, podría instalar docenas de dispositivos de automatización del hogar y sus aplicaciones asociadas, y luego hundirse lentamente en la frustración al intentar controlarlos todos.

Revolv es un concentrador WiFi de 299 dólares que se conecta a todos sus otros productos de automatización del hogar de forma inalámbrica. Un intento revolucionario de reunir todos tus dispositivos de automatización del hogar bajo una sola aplicación e incluso te ayuda a crear funciones preprogramadas, todo en nombre de lograr un hogar verdaderamente automatizado.

Una vez conectado, puedes controlar todos tus aparatos a través de la aplicación central Revolv. Actualmente, Revolv funciona mejor con productos Z-Wave, Insteon y WiFi y sólo está disponible para los usuarios de iPhone. Sin embargo, la empresa tiene previsto ampliar su oferta a otros cientos de productos, así como la compatibilidad con Android. Se pueden encontrar hubs de consolidación similares en empresas como Insteon y SmartThings.

Siga leyendo y descubrirá otros retos relacionados con la domótica.

Los retos del smart home

Un smart home probablemente parezca una pesadilla para las personas que no están familiarizadas con la informática. Los que estén acostumbrados a toquetear el mando a distancia para cambiar de canal de televisión quizá ya hayan dejado de leer.

Una de las consideraciones más importantes a la hora de instalar un sistema doméstico inteligente es encontrar un equilibrio entre la complejidad del sistema y su facilidad de uso. Si el sistema es demasiado complicado, le hará la vida más difícil en lugar de más fácil. Al planificar el sistema, es importante tener en cuenta una serie de factores:

  • ¿Qué tipo de componentes forman parte del sistema? ¿Son simples, como un controlador de luz, o más impresionantes, como un sistema de alarma o una cámara de vídeo?
  • ¿Cómo de intuitivo será el sistema para un no usuario?
  • ¿Responde realmente el dispositivo a una necesidad o es sólo un juguete elegante y potencialmente frustrante?
  • ¿Cuántas personas deben utilizar el sistema?
  • ¿Quién sabrá manejar el sistema? ¿Quién sabrá mantener y solucionar los problemas del sistema?
  • ¿Es fácil hacer cambios en la interfaz? Por ejemplo, si tu casa está programada para despertarte a las 7 de la mañana, ¿cómo le dices que vas a pasar la noche fuera por motivos de trabajo o que vas a dormir hasta tarde un sábado?

Por estas razones, puede ser más fácil empezar con una red doméstica muy simple y ampliarla según se necesite o se desee. Al igual que muchas nuevas tecnologías, los hogares inteligentes requieren una importante inversión de dinero y tiempo para su actualización. Así que, si no tienes ambas cosas, puedes conformarte con tu vieja casa «tonta».

Lee las reseñas de los productos antes de comprarlos y evita los productos que se encuentran con el enfado de los usuarios. Hay muchos productos que hacen promesas grandiosas que no cumplen en la realidad. Y si usas un smartphone, asegúrate de considerar los productos que vienen con una aplicación para smartphone que también está muy bien valorada. Algunas aplicaciones son tan complicadas que causan más dolores de cabeza de los que alivian.

Los hogares inteligentes también plantean problemas de seguridad. Los piratas informáticos que encuentren una manera de acceder a la red pueden ser capaces de apagar las alarmas y las luces, haciendo que la casa sea vulnerable a los robos. También pueden causar problemas al encender y apagar rápidamente los aparatos, lo que puede destruir algunos dispositivos electrónicos o, en casos extremos, provocar un incendio.

Los fabricantes de electrónica de consumo están actualizando sus líneas de productos con la esperanza de que la automatización del hogar se convierta por fin en algo habitual. Con los teléfonos inteligentes y las tabletas, así como con las numerosas aplicaciones de automatización del hogar disponibles en la actualidad, es probable que la tendencia continúe… pero puede que pasen años, o incluso décadas, antes de que tengamos un verdadero hogar al estilo Jetsons.

De hecho, a pesar de los numerosos avances tecnológicos, todavía no existe un sistema estándar para automatizar todos estos dispositivos. Sin esta norma, muchos consumidores se preguntan si están gastando cientos o miles de dólares en productos que se vuelven obsoletos o inutilizables al cabo de poco tiempo.

Por supuesto, también se plantea la cuestión de si el individuo necesita toda esta tecnología. ¿Es realmente nuestra sociedad tan perezosa que no podemos ni siquiera encender un interruptor de la luz? La buena noticia es que con todo el tiempo que ganaremos con la domótica, tendremos tiempo para otras cosas. Por ejemplo, con el desarrollo de robots de limpieza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.